Vladímir Putin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, es uno de los hombres más influyentes del mundo. Su férrea ideología y convicción lo catalogan como uno de los líderes más poderosos de la actualidad, llegando a tener incluso mayor protagonismo que el ex presidente Barack Obama, además de haber revivido las tensiones entre Estados Unidos y Rusia.

Vladímir Putin nació el 7 de octubre de 1952 en la ciudad de Leningrado, actualmente conocida como San Petersburgo. Su infancia estuvo marcada por haber nacido en el seno de una familia soviética, hijo de Vladímir Spidirónovich Putin, antiguo oficial de la Marina, y María Ivánova Pútina, trabajadora de una fábrica.

Asimismo, Putin tuvo dos hermanos mayores, sin embargo, ambos murieron. El primero de ellos, a los pocos meses después de su nacimiento, mientras que el segundo fue víctima de la difteria durante el llamado Asedio de Leningrado.

De la vida familiar de Putin se conocen pocos aspectos debido a que el mandatario se ha esmerado en separar claramente su vida privada de la profesional. Sin embargo, el Jefe de Estado suele revelar pequeños detalles en entrevistas con algunos medios de comunicación. De esta manera, se sabe que sus hijas viven en Rusia y no han dejado el país por periodos prolongados.

La vida personal de Vladímir Putin se vio sacudida en el 2013, cuando se reveló que se concretaría la separación con su entonces esposa Liudmila. De esta manera, se puso fin a un matrimonio de aproximadamente 30 años. La unión derivó en el nacimiento de sus dos hijas, María y Katerina, de quienes el Presidente reconoce estar plenamente orgulloso dado que han hallado el equilibrio entre el trabajo y el estudio.

Ellas nunca han disfrutado de la luz de los focos, ellas simplemente viven su vida y lo hacen de una forma muy digna, reconoció el Presidente ruso durante una entrevista. Con esta estrategia, Putin rompe paradigmas en comparación de aquellos funcionarios o dignatarios que buscan proyectar la imagen de tener una familia idílica y sin problemas.

Al ser cuestionado en algunas ocasiones sobre el misticismo en torno a su vida familiar, Putin acepta que todo es parte de su forma de entender el quehacer político. Asimismo, adelantó que no planea cambiar este comportamiento dado que también responde a un asunto de seguridad. Ellas tienen derecho a tener su propio destino y no ser el centro de atención si no lo desean, considera el Jefe de Estado ruso.

Trayectoria profesional

El mandatario de Rusia recuerda que tuvo un comienzo humilde en los años en que vivía en un apartamento comunal en Leningrado. Los registros arrojan que cursó estudios en la Escuela No. 193, que se encontraba exactamente ubicada delante de su hogar. Precisamente, en estos años, Putin comienza a practicar judo y sambo, alimentando su gusto y pasión por el combate cuerpo a cuerpo.

Superada la adolescencia, Vladímir Putin ingresa a la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Leningrado, de donde se graduó de forma ejemplar y con honores en 1975. No pasó demasiado tiempo para que el joven fuera reclutado por la entonces KGB, como se le conocía al servicio secreto de Rusia. Después de graduarse y recibir el entrenamiento correspondiente, terminó los cursos para agentes operativos y fue nombrado oficial, equivalente a un teniente de justicia.

Los años en la KGB fueron intensos dado que trabajó en el contraespionaje de la filial leningradense de la organización. En el año de 1985 finalizó sus estudios dentro de la Academia de Espionaje, para después ser enviado a la República Democrática de Alemania; sin embargo, la caída del Muro de Berlín provocaría su regreso a la entonces Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS). Tras la vuelta a casa, Putin se desempeñó como asesor de Asuntos Exteriores dentro de su alma máter, sin embargo, no pasó demasiado tiempo antes de que el rector Stanislav Merkúriev lo contactara con Anatoli Sobchak, quien a la postre se convertiría en su mentor político.

Cabe mencionar que Vladímir Putin no renunció a su carrera dentro de la KGB, sino todo lo contrario, decidió presentar su renuncia a Sobchak después de trabajar un tiempo juntos. La separación se hizo definitiva cuando se descubrió que su jefe participó en el intento de golpe de Estado en contra del entonces líder político, Mijaíl Gorbachov.

Aunque la carrera en ascenso de Sobchak fue clave para el crecimiento de Putin, su derrota en los comicios para la reelección de la Alcaldía en San Petersburgo también fue crucial para su ascenso en la política. El ahora mandatario sería nombrado vicedirector del Departamento de Gestión de Bienes de la Administración del presidente Boris Yeltsin. A partir de entonces, arrancaría su meteórica carrera en el servicio público, dado que sería nombrado vicejefe de la Administración y, a partir de mayo de 1998, vicejefe primero de la Administración.

Su ingreso a la política fue todo un éxito, dado que ese mismo año llegó a la dirección del Servicio Federal de Seguridad, heredero de la KGB. Su capacidad fue puesta a prueba al año siguiente, dado que también fue nombrado secretario del Consejo de Seguridad Nacional. En 1999, Vladímir Putin asume la jefatura de Gobierno, primero en calidad de interino, en un periodo que estuvo marcado por la Segunda Guerra Chechena.

Durante su periodo en el cargo, Putin tuvo que lidiar con la invasión de destacamentos chechenos en Daguestán. En su papel de Primer Ministro, lideró la operación contra los wahabitas, quienes tenían toda la intención de crear un califato en la región. Para el 15 de septiembre de aquel año, se apuntó una gran victoria al expulsarlos definitivamente de dicha zona del país.

En estos meses, Putin se ganó la fama de un hombre reacio y firme, capaz de hacer sacrificios que le acarrearían múltiples críticas. El funcionario tuvo que responder por los atentados terroristas que se registraron el 31 de agosto en la Plaza del Menége, así como los ataques del 4 y 9 de septiembre, una serie de episodios violentos y masacres que dejaron cientos de muertos y miles de heridos.

El gran jefe llega a la Presidencia de Rusia

Después de la repentina dimisión de Yeltsin en el poder, Vladímir Putin pasa a convertirse en el presidente interino de la nación, aunque al mismo tiempo conservó el cargo de Jefe de Gobierno. No pasó ni un solo día para que el nuevo Jefe de Estado firmara su primer decreto, mediante el cual pretendía garantizar la inmunidad de su predecesor en el puesto. Para esas fechas, Yeltsin y su familia estaban bajo investigación por las autoridades rusas y suizas, sospechosos de incurrir en lavado de dinero.

"Hoy se me han asignado las funciones de jefe de Estado. Quiero subrayar que ni por un minuto en el país ha habido ni habrá un vacío de poder y las autoridades cortarán de raíz cualquier intento de quebrantar la legislación y la Constitución de Rusia", fueron sus primeras palabras como mandatario interino.

Inmediatamente después de haber asumido el poder, Putin atendió la Segunda Guerra Chechena, abriendo paso a una campaña nacionalista de grandes proporciones. Si su nombre ya era conocido a lo largo y ancho de Rusia, se encargó de convertirse en el político más popular de toda la nación. El objetivo estaba claro: Putin no se conformaría con el interinato, sino que buscaría perpetuar el ascenso de su carrera política quedándose como el líder máximo del Kremlin.

Acorde con los lineamientos del Consejo de la Federación, las elecciones presidenciales se llevaron a cabo el 26 de marzo del 2000, en las cuales participaron 11 candidatos. No hubo necesidad de recontar votos ni cabida para alegatos de los rivales, Putin obtuvo una victoria cómoda con 52.99 por ciento de los sufragios. Las denuncias por fraude llegaron por consecuencia, sin embargo, la contundente victoria el nuevo líder de Rusia no dio margen de acción a los detractores.

En mayo de 2004, el Presidente lograría la reelección y tomaría posesión de su segundo mandato de cuatro años. Con la mano depositada sobre la Constitución, prometió seguir ejerciendo el poder en favor de la grandeza de Rusia. Este mismo año, tomó la determinación de destituir al ministro de Interior de Osetia del Norte, Kazbek Dzantiev, así como al responsable de la seguridad regional, Valeri Andreïev. El motivo de su despido fue el secuestro de una escuela en la ciudad de Beslán que acabó con la vida de 333 personas.

Cabe mencionar que durante la Presidencia de Vladímir Putin se reportaron altos índices de crecimiento económico, además de que el Producto Interno Bruto experimentó un crecimiento de hasta 72 por ciento. Las cifras de aquellos años señalan que la pobreza se redujo a la mitad durante su gestión, lo que le valió el respaldo de sus connacionales y una gran proyección a nivel internacional.

Dado que Putin no podía aspirar a contender por un tercer periodo gubernamental, respaldó la candidatura de Dmitri Medvédev, quien llegó a la Presidencia en el 2008. Una de las primeras acciones de su pupilo fue nombrar a su predecesor como Presidente del Gobierno de Rusia, es decir, Putin tomó juramente como Primer Ministro de Rusia.

Después de cumplir con este periodo de ausencia en el máximo cargo de la nación, decidió presentar su candidatura para un tercer mandato. El 4 de marzo de 2012, Putin logra la victoria frente a los candidatos rivales, Guennadi Ziugánov, el ultranacionalista Vladímir Yirinovski, y el millonario Mijaíl Prójorov.

Putin es uno de los presidentes más reacios a mostrarse en público y conceder entrevistas a la prensa. Gracias a su pasado como miembro de la KGB, ha logrado blindar la información sobre su vida privada, por lo que se desconocen muchos detalles personales. Aunque encabeza un gobierno con tendencia autoritaria, sus discursos van en pro de la defensa de la democracia y la economía dirigida.

Asimismo, suele destacar los valores nacionalistas y la importancia del desarrollo militar. A lo largo de sus tres periodos presidenciales, Putin ha sabido cómo mantener sus niveles de popularidad entre la población y sigue siendo uno de los grandes líderes dentro de la escena política internacional.

Semblanza

  • 1975: Graduación de Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Leningrado
  • 1985: Graduación de Academia de Espionaje
  • 1998: Director del Servicio Federal de Seguridad
  • 1998: Secretario del Consejo de Seguridad Nacional
  • 1999: Vicepresidente del Gobierno
  • 1999-2000: Presidente interino de la Federación Rusa.
  • 2000-2008: Presidente de la Federación Rusa.
  • 2008-2012: Presidente del Gobierno de Rusia.
  • 2012-Actualidad: Presidente de la Federación Rusa.

Más Perfiles

“Entiendo que asumí una enorme responsa- bilidad, y sé que en Rusia, el Jefe de Estado siem- pre ha sido y será la per- sona res- ponsable de todo lo que sucede en el país”

Vladímir Putin

Top