Lionel Andrés Messi Cuccittini

El argentino Lionel Messi es uno de los mejores futbolistas de la historia. El delantero se ha ganado ese honor tras ser el referente mundial del fútbol de la última década. Con corazón 100 por ciento blaugrana, encabezó a su equipo a lograr una época dorada para la institución en la que lo ganó todo.

Lionel Andrés Messi Cuccittini nació el 24 de junio de 1987 en la ciudad de Rosario, Argentina. El astro del deporte rey proviene de una familia popular de la provincia de Santa Fe. Hijo de Jorge Horacio Messi y Celia María Ciccittini, siempre supo que su pasión era jugar al fútbol, un sueño que alimentó su abuela materna, Celia Olivera.

Messi tiene dos hermanos, Rodrigo y Matías, y una hermana llamada María Sol. En su familia, el fútbol ocupa un lugar sumamente especial dado que dos de sus primos, Maximiliano y Emanuel Biancucchi, también practican el deporte de manera profesional. No se puede pasar por alto los primeros años de La Pulga, dado que fue una época clave tanto para su vida personal como profesional.

Lionel Messi está casado con Antonella Roccuzzo, también originaria de Rosario, a quien conoce desde que era niño. En la actualidad, tiene dos hijos. El primero de ellos, Thiago, llegó el 2 de noviembre de 2012, mientras que el segundo, Mateo, nació el 11 de septiembre de 2015. Con todos los reflectores apuntando sobre él en el campo de juego, sorprende la forma en que ha sobrellevado su vida privada.

Trayectoria profesional

Lionel Messi solo tenía cinco años cuando incursionó en el mundo del fútbol. El niño que más tarde deslumbraría a todo el mundo por su prodigioso desempeño inició en el club Abanderado Grandoli, al sur de su natal Rosario, a pocas cuadras de su vivienda. En aquellos años, el equipo estaba dirigido por su padre y era entrenado por Salvador Aparicio. Su talento quedó de manifiesto desde el primer momento en que tocó una pelota, lo que lo llevó a integrarse con el club Central Córdoba.

En el año 1994 comenzó a entrenar en las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys, club con el que obtuvo algunos de sus primeros campeonatos. Sin embargo, llegaría un momento complicado para las ilusiones del joven. Después de una serie de estudios, los médicos le diagnosticaron una deficiencia en la hormona de crecimiento, un padecimiento que resultaba demasiado difícil de costear. Messi fue a probar suerte a River Plate, sin embargo, su contratación nunca se concretó.

El problema de salud de Lio dificultó su llegada a un club más grande en Argentina, dado que ningún equipo quería correr con el costo del tratamiento. Sus padres tampoco tenían posibilidades económicas para financiar los medicamentos, por lo que tuvieron que buscar nuevas oportunidades. Con el apoyo al cien por ciento de su familia, su padre tomó la determinación de trasladarse a Barcelona, donde se le había presentado una oportunidad laboral al muchacho.

En septiembre de 2000, Messi tuvo su primera prueba con el club catalán. No hubo que esperar demasiado. El entrenador Carles Rexach quedó maravillado con el futbolista argentino, por lo que le ofreció un contrato laboral, además de que el club pagaría por su tratamiento médico. Sin duda alguna, la mejor decisión del Barcelona de toda su historia. De no haber respaldado a La Pulga, posiblemente otro equipo habría cosechado las glorias que le entregaría la gran joya argentina.

De La Masía al primer equipo

A partir de entonces, Lionel Messi formó parte del centro de entrenamiento del club azulgrana, pasando por las diferentes categorías de la institución. De esta manera, recorrió con gran éxito la Infantil A, Cadete B, Cadete A, Juvenil A, Barça C, Barça B y, finalmente, el primer equipo. Su debut en la Liga Española tuvo lugar en la era de Joan Laporta, justo en un partido contra el Espanyol de Barcelona, el 16 de octubre de 2004. 

A sus 17 años, Messi marcó su primer gol como profesional en el primer equipo del Barcelona, en un encuentro contra el Albacete. En la era de Ronaldinho, quedó claro que el sucesor del brasileño sería La Pulga, quien comenzó a ganarse el cariño de toda la afición desde sus primeras apariciones. Las lesiones de algunas figuras del equipo titular le abrieron la puerta para mostrarse como un jugador excepcional, ubicándose entre las promesas jóvenes del balompié internacional.

Los años de Lionel Messi apenas estaban por comenzar. Aunque afrontó un problema de lesión que lo sumió en una profunda depresión, su regreso fue todavía más glorioso. El argentino formó parte de una generación que se mostró hegemónica en el escenario internacional y en la liga local, pasando por encima de su archirrival, el Real Madrid, en su propio campo. Bajo la gestión de Frank Rijkaard, Messi ganó la Supercopa de España, la Liga y la Liga de Campeones en la temporada 2005-2006.

Entre los momentos estelares del futbolista está el partido contra el Real Madrid en el Camp Nou el 10 de marzo de 2007, donde marcó un hat-trick y empató el marcador en el último minuto de juego. De igual manera, el 18 de abril construyó una jugada épica de perfil maradoniano, arrastrando el balón desde media cancha y burlando rivales del Getafe a placer. Sin duda, uno de los goles más memorables que se han visto en los últimos años.

La era Guardiola y la consagración como el más grande

La hegemonía como el Mejor Jugador del Mundo no la ha soltado desde el 2008. Aún con la disputa deportiva con Cristiano Ronaldo, Lionel Messi sigue siendo considerado por muchos como el futbolista más grande de la actualidad. La genialidad del delantero fue explotada al máximo durante la era de Josep Guardiola, quien logró llevar el estilo de juego de los catalanes al máximo nivel.

De la mano de Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Carles Puyol y por supuesto, Lionel Messi, el Barcelona maravilló a todo el mundo con su fútbol. El equipo lo tenía todo: posesión, técnica, desborde, contundencia, un conjunto de características que desarmaban cualquier estrategia rival. Durante estos años, el cuadro catalán se confirmó como uno de los mejores equipos que han existido en toda la historia del fútbol.

A estas alturas del partido, Messi ya era considerado como el más grande referente del fútbol de toda una generación. Entrenadores, jugadores y críticos deportivos llegaron a colocarlo a la misma altura que el propio Diego Armando Maradona, aunque los más mesurados siempre aseguraron que estas comparaciones eran exageradas.

La genialidad de La Pulga abrió el debate, sin embargo, pues existe un argumento demoledor que podría llegar a cuestionar la grandeza del rosarino. Messi no ha ganado un solo título con Selección Mayor. Pese a contar con una generación de futbolistas interesante y de nivel europeo, la Albiceleste ha sido incapaz de trascender en los torneos importantes.

La Selección Argentina estuvo a punto de acabar con los fantasmas de la ausencia de títulos en Brasil 2014, cuando llegó a la final del certamen. Sin embargo, tuvo la mala fortuna de encontrarse con un equipo alemán acostumbrado a la victoria, un conjunto que le acomodó siete goles a los cariocas, favoritos y locales. El golpe fue brutal y las duras críticas contra Messi no se hicieron esperar, e incluso hubo quienes lo calificaron como un jugador de club.

Lionel Messi, ¿en la recta final?

El argentino ha rebasado la barrera de los 30 años y se acerca a la recta final de su carrera. Aunque sigue demostrando que está para competir al más alto nivel, Lionel Messi no es el mismo joven explosivo que debutó hace más de diez años. Consciente de que pierde velocidad y potencia en las piernas, el futbolista ha desarrollado otras facetas de su juego. Cada vez más creativo y pasador, sigue siendo una pieza clave para el funcionamiento del Barcelona, el club de sus amores.

En la era de Luis Enrique, Lionel Messi hizo equipo con Neymar y Luis Suárez, en un cambio generacional que también le entregó varias glorias. El futbolista volvió a ser elegido Balón de Oro y levantó la Champions League, más allá de que el jogo bonito de la era Guardiola se ha diluido casi en su totalidad. Pese a ello, el cuadro blaugrana, bajo el liderazgo de su hombre más valioso, sigue siendo uno de los equipos más poderosos de Europa.

En los últimos años han surgido los rumores de la salida de Messi del Barcelona. Aunque es evidente que existen equipos interesados y dispuestos a pagar sumas millonarias por el crack culé, el deseo de Lio es permanecer en el Camp Nou. En más de una ocasión, el futbolista ha dejado en claro que no se imagina en otro sitio fuera de Barcelona, a excepción de su natal Rosario, la ciudad que lo acogió cuando apenas era un niño y que le abrió las puertas para brillar en la escena internacional.

“Alguna vez le contaré a mis nietos que yo entrené a Leo Messi. A Messi hay que hablarle poco, escuchar bien lo poco que dice. Y que nadie se olvide: a Messi no hay que sacarlo nunca, ni para la ovación. No escribas sobre él, no trates de describir lo que hace; simplemente míralo”, llegó a declarar en algún momento Pep Guardiola, quien siempre se rindió ante la grandeza del 10.

Con toda seguridad, los aficionados están viviendo los últimos años del prodigio argentino, un futbolista que está fuera de toda categoría. Solo el paso del tiempo terminará por dimensionar la genialidad del chico de Rosario, aquel que disfrutaba saltar al campo de fútbol y que vivió para correr con la pelota.

Sin embargo, Messi todavía tiene un sueño: ganar algo importante para su país. Es una deuda que lo persigue, que lo hostiga y recrimina, un anhelo que si llega a cumplir, lo ubicará como uno de los grandes amos del fútbol.

Equipos

  • FC Barcelona: 2004-Actualidad
  • Selección de Fútbol de Argentina: 2005-Actualidad.

Palmarés

  • 8 Ligas de España: 2004–05, 2005–06, 2008–09, 2009–10, 2010–11, 2012–13, 2014–15, 2015–16.
  • 5 Copas del Rey: 2008–09, 2011–12, 2014–15, 2015–16, 2016–17.
  • 6 Supercopas de España: 2006, 2009, 2010, 2011, 2013, 2016.
  • 4 Champions League: 2005–06, 2008–09, 2010–11, 2014–15.
  • 3 Supercopas de Europa: 2009, 2011, 2015.
  • 3 Mundiales de Clubes: 2009, 2011, 2015.
  • 1 Mundial Sub-20: Países Bajos 2005.
  • 1 Medalla de Oro en Juegos Olímpicos: Pekín 2008.

Reconocimientos y premios

  • 5 Balones de Oro: 2009, 2010, 2011, 2012, 2015.
  • 4 Botas de Oro: 2010, 2012, 2013, 2017.
  • 4 Pichichis: 2009–10, 2011–12, 2012–13, 2016–17.
  • 5 Trofeos de Goleo de la Copa del Rey: 2008–09, 2010–11, 2013–14, 2015–16, 2016–17.
  • 5 Trofeos de Goleo de la Champions League: 2008–09, 2009–10, 2010–11, 2011–12, 2014–15.
  • Máximo goleador del FC Barcelona: 507 goles.
  • Máximo goleador de la Selección de Argentina: 58 goles.

 

Facebook: https://www.facebook.com/leomessi

Instagram: https://www.instagram.com/leomessi

Más Perfiles

“El dinero te permite vivir mejor, pero no es lo que me inspira. Yo vivo para jugar al fútbol, no por sus beneficios económicos”

Lionel Andrés Messi Cuccittini

Top